WHITESNAKE
1 de agosto de 2006 | David Oliveras

John Sykes, el antes y el después

Whitesnake es probablemente una de las bandas con mayores cambios de sus integrantes, pero la persona que hizo que la banda de Coverdale pasara a ser una de las grandes, este fue sin lugar a dudas John Sykes (29/07/1959, Inglaterra). Un joven que a sus 24 años, después de tocar al lado de Phil Lynott con los Thin Lizzy, supo dar un sonido completamente nuevo y distinto al grupo. Whitesnake pasó de ser una banda de rock and blues clásico a una de auténtico hard rock.

John Sykes siempre ha afirmado que sus cantantes preferidos son David Coverdale, Glenn Hughes y Phil Lynott. Desde su salida forzada de Whitesnake, que es de los pocos guitarras virtuosos que a su vez cantan. ¡Y como lo hace el tío!

Sykes se unió a la serpiente a finales de 1983 para reemplazar a Micky Moody. El nuevo disco Slide it in, que ya había sido enregistrado en estudio, se volvió a grabar con su guitarra y el bajo de Neil Murray, subtituyendo este a Colin Hodgkinson. De aquí que haya dos versiones del disco, la europea y la americana. Empezaron una gira en la primavera de 1984 que los llevó a tocar por distintas partes de Europa, América y Japón. Desafortunadamente, al iniciarse la gira, Mel Galley se rompió la muñeca en una juerga nocturna y semanas más tarde Jon Lord decidió marcharse a los Deep Purple. El grupo de Coverdale pasó de 6 a 4 miembros, y es la única vez en su larga historia que ha tenido a un único guitarra en sus filas. Aunque cambios así, bienvenidos sean!

Whitesnake 1985

Whitesnake 1985 – Cozy Powell, Neil Murray, John Sykes & David Coverdale

La nueva formación integrada por Coverdale, Sykes, Murray y Cozzy Powell (más Richard Bailey) era auténtica fuerza en el escenario. Pero la convivencia no era buena, aunque esto no es ninguna novedad en el grupo. Por una parte Cozzy se quejaba de sus honorarios (el que menos cobraba del grupo) y por otra, advertido ya por su madre (leyenda urbana que se cuenta), David empezaba a dudar de quien era el auténtico sex símbolo arriba en el escenario. Y es que Sykes realmente le empezó a eclipsar en este sentido. Pero el grupo sonaba como nunca, y Coverdale lo sabía.

Después de la exitosa gira que terminó en enero de 1985 en el festival Rock in Río de Brasil frente 250.000 personas, se empezó a engendrar el que sería disco más vendido de Whitesnake y considerado por los críticos uno de los 5 mejores del panorama heavy de los 80s: 1987. Coverdale y Sykes se reunieron en una pequeña población del sur de Francia y empezaron a componer los temas del nuevo disco. Pero la relación empezó a torcerse… cada uno quería dar un enfoque distinto al álbum y las primeras demos fueron rechazadas un año más tarde por el mismo Mike Stone (productor) al no estar nada satisfecho con el resultado. Para rematar la convulsa situación, a Coverdale le tuvieron que operar de sinusitis y la grabación quedó en punto muerto durante unos largos meses, enfriando así aún más la relación de ambos. La discográfica Geffen decidió congelar el presupuesto, y fue el batería Aynsler Dunbar el primero en ser despedido. Luego le tocó a Neil Murray, quien decidió montar un nuevo grupo (MGM) con dos ex-Whitesnake: Mel Galley y Bernie Marsden. La relación entre los dos gallos quedó, ahora sí, tocada de muerte. Cada uno trabajaba por separado en estudios distintos y Sykes vio a venir su fin.  A finales del 86 Coverdale invitó a Adrian Vandenberg para grabar el solo de Here I go again. Le gustó tanto que quiso que regrabara todas las guitarras de los nuevos temas, aunque Geffen se negó rotundamente al creer que el sonido de Sykes sería todo un éxito. Y acertaron. En enero de 1987 John Sykes oficialmente ya no era  miembro del grupo, y dos meses más tarde Coverdale se presentaba al mundo con su nuevo look, su nueva banda y el nuevo disco. 1987 ya era una realidad!

John Sykes 1985

John Sykes 1985

Gracias a John Sykes tuvimos la oportunidad de tener otra Whitesnake: nuevo logo, nueva imagen, nuevo sonido…. ¿Qué fue mejor, lo de antes o lo que vino después? No importa, porque sin el ayer no hay mañana, y a Sykes siempre le estaremos eternamente agradecidos.

Y para concluir, aquí tenéis como sonaban en aquellos años… Saludos y Long Live Rock an’ Roll!

¿Te ha gustado este artículo de Whitesnake? ¡Compártelo!

Artículos relacionados de Whitesnake: , , ,

¿Quieres dejar un comentario para este artículo de Whitesnake?



Acepto la política de privacidad

Leer los 104 comentarios publicados

Todas las opiniones serán publicadas automáticamente.

Únicamente se eliminarán aquellos comentarios que falten al respeto o insulten a otras personas de esta comunidad.

  • Paul opinó:

    Desde que John Sykes se fue de Whitesnake, su sombra quedó perpetua en la banda, por siempre, Coverdale lo sabe. Y quedó una sensación de deuda impagada con su público: Ver en el escenario a Sykes y Coverdale juntos interpretando de una vez todos los éxitos que Sykes dio a la banda… Ojalá suceda algún día… A seguir esperando que el milagro ocurra.